Reflujo gástrico

Caminante . actividad 823

Buenas Tardes.

Me gustaría saber si ofrecéis tratamiento de acupuntura para el reflujo.

Gracias, un saludo.

Respuesta

Estimado Daniel,

Ciertamente la acupuntura es un tratamiento efectivo y de elección en los casos de reflujo gástrico. Esta dolencia es muy común y, como sabes, hay que atender a los diversos factores que pueden desencadenarla: obesidad, tabaquismo, alcohol, embarazo, stress o alimentación, entre otros. La medicina convencional suele basar su tratamiento en correcciones conductuales y alimenticias, fármacos o, en última instancia, intervenciones quirúrgicas.

Desde la Medicina China (MTCh) la comprensión del reflujo es ligeramente distinta, y por lo tanto, también su tratamiento. Para la MTCh la “energía” del Estómago debe fluir hacia abajo, digestión, pero cuando se produce un problema en dicho órgano la “energía” cambia de dirección y va hacia arriba, como sería un problema de reflujo o los vómitos. Por lo tanto nuestra misión es conseguir que el Estómago se regule y su función siempre sea en la dirección correcta, hacia abajo.

¿Qué produce esta patología? Decimos que un problema de reflujo gastroesofágico es un síndrome llamado de “fuego de Estómago”: hay una sensación de pirosis o quemazón, regurgitación, el reflujo, de hecho, lesiona el esófago e incluso estructuras superiores como la laringe, pudiendo producir hemorragias. Normalmente esta dolencia la produce, a nivel energético, un exceso del Qi del Hígado y/o una deficiencia de la energía del Páncreas, ambos órganos involucrados también en la digestión de los alimentos. Es importante entender que la MTCh da mucha importancia al plano emocional, no hay una distinción clara donde empieza el mundo físico y el emocional, están invariablemente unidos. Así pues el Estómago y el Páncreas se ven muy afectados por el exceso de rumiación, sobre todo ante problemas no resueltos, por otro lado el Hígado se sobrecarga ante situaciones de enfado, frustración o rabia mantenidos. Como sabemos son órganos que les perjudica el exceso de comidas grasas o el alcohol, especialmente el Hígado, pero también los alimentos copiosos, a deshora o excesivamente especiados. También el sedentarismo y la obesidad alteran la forma en que nuestro sistema digestivo funciona: modificaciones en el apetito, la obtención de nutrientes y energía de los alimentos, respuestas inflamatorias…

Por lo tanto nuestro tratamiento tiene tres vertientes: regular la energía y funcionalidad de los órganos mediante la acupuntura y otros tratamientos fitoterápicos, valorar la alimentación y actividad física del paciente y revisar los patrones cognitivo-emocionales.

Queremos agradecerte la confianza que has depositado en nosotros, estamos a tu disposición para cualquier cuestión que desees plantearnos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+
X